Las mejores frases de reflexión:

 

Frases de reflexión

Las mejores frases de reflexión

Los cambios
“Llega un momento de nuestra vida en que creemos haber alcanzado nuestro límite y ya no conseguiremos crecer más. Tanto la profesión como el amor lograron su estadio ideal y, dejarlo todo como está, parece lo mejor. La verdad es que siempre podemos ir más lejos. Amar más, vivir más, arriesgar más. Jamás la inmovilidad ha sido la mejor de las soluciones. Porque todo a nuestro alrededor cambia (incluso el amor) y debemos seguir este ritmo”
Paulo Coelho

Creo que a todos nos ha pasado y más de una vez. Sentir que algo nos ha agotado, que la lucha para superarlo ha sido interminable y que ya no hay soluciones, pero eso no es cierto, sí las hay. El problema es que no las encontramos, o bien porque no las estamos buscando, o porque no estamos yendo al lugar adecuado o por el camino necesario, frases de reflexion.
Las parejas son un ejemplo del día a día que nos involucra a la gran mayoría. Pasamos determinado tiempo con alguien y sentimos que de a poco, algunas cosas empiezan a fallar, tratamos de arreglarlas para que todo se vea normal, lo logramos con algunas, con otras no. Y seguimos buscando, nos la pasamos buscando la manera de cambiar eso que ya no nos gusta.
La rutina es un ejemplo de paciencia, de valor, de amor. Pensamos que estamos cansados de la rutina, pero no nos damos cuenta que ella no supo hacer felices. Ahora bien, es momento de hacer un cambio, que no requiere ser radical. Cambiemos aspectos, actitudes, acciones. No precisamos cambiar de pareja. Cuando uno se propone algo, puede obtenerlo. Si es realmente tu intensión seguir una vida feliz como la que llevabas, antes de caer en la rutina, entonces hazlo. Cambia los hábitos, visita nuevos lugares, quizás algunos que jamás pensaste que podrían gustarte, todo tipo de experiencia es nueva para romper la rutina. Prueba comidas diferentes a las habituales, escucha otro tipo de música, escucha a las personas que te rodean, siempre pueden tener algo para aportarte, pero nunca dejes que tu pensamiento ahogue al amor, ni a tus elecciones. Simplemente transfórmalas, para que se adapten a una nueva realidad, que es tuya y debes conservarla para sentirte pleno cada día. Aprende a reflexionar.
No lo olvides, los cambios no son para mal si tú los manejas en forma adecuada. Tú eres dueño de tu vida, de tu rutina. Haz que cada día valga la pena.